20.10.12


Creía que mi odio quemaría
todo aquello que me rodeaba.

Creía que mi ira incineraría
a todos a los que quise hacer desaparecer.

Pero ha sido mi cuerpo
el que ha ardido hasta los cimientos
                                                      de mi alma.

Y me creía cenizas,
polvo mecido por el viento,
pero hasta de ellas renazco
                                       como un fénix.

Incombustible,
                               indestructible,
                                                              imparable.


"Phoenix" por yuumei, en DeviantArt

1 peregrinos perdidos:

Manuel Bermudo dijo...

... y no espero menos :)

Publicar un comentario